la escritora hoy Maribel Alvarez

Una vez más, Maribel nos comparte sus geniales pensamientos en tiempos de confinamiento y fases de desescalada

Hace días que vienen a mi casa un pájaro y una pájara. Antes lo de pájara se refería a mujeres con una listeza maligna y llenas de trucos inmorales, ahora, dignamente son el femenino de pájaro. Bueno, a lo que voy. Dios me parece un tanto machista. Al pájaro, que es un mirlo, lo ha dotado de un pico anaranjado precioso que se distingue entre las hojas de cualquier árbol, la pájara lo tiene marrón oscuro, casi negro que no llamaría la atención de ningún pájaro. Seguramente un truco de la naturaleza para que las hembras se reserven solo para los de los picos amarillos. ¡Pobres Pájaras! más feas y fieles por prescripción de la naturaleza.


Estoy lastimosamente insegura: No sé de qué color estrenar la mascarilla de mañana. Porque yo soy presumida y coqueta. Me pondré tejanos porque será la temperatura ideal y una cazadora de piel en rojo. ¿Sería demasiado una de lunares en rojo con fondo blanco por la frustrada Feria de Abril?


Este bicho que nos mata y nos amarga la vida nos está enviando ciertas señales: Este u otros parecidos nos puede matar al resto, luego ¿no deberíamos pensar en la inutilidad de muchos sacrificios, en pensar en proyectos a largo plazo y en la posibilidad de que aún teniéndolo atado y bien atado, se nos puede ir todo por la borda?
No es cuestión de que con la vacuna todo se arregle. ¿A cuántos nos puede pillar un hermanito suyo?
Una hipoteca que pasa de padres a hijos y tal vez a nietos, pero quién tan insensato nos dio esa capacidad divina de supervivencia?


De momento, donde yo vivo ha nacido un mirlo. Sus padres viven por los alrededores hace tiempo, pero esta temporada los vi mucho más instalados aquí como inquilinos de renta antiguo y hoy me han dado una alegría al ver un mirlito feo a voladas muy cortas en un ensayo de lo que será su volar futuro. Yo les asignaré un ERTE consistente en miga de pan y agua para bañarse y beber. Están muy contentos con mi política.


Estoy artísima de tanto político que solo sabe insultar, oponerse a lo que la OMS nos recomienda sobre la salud dados los datos que presenta nuestra población y además, sin ofrecer la más mínima alternativa.¿Cómo han podido llegar a convertir la política en algo tan inservible y aburrido?¿tan mentiroso y mezquino jugando con nuestras vidas? Su lema: TODO EN CONTRA.


La nueva contaminación: Millones de mascarillas y guantes de plástico por las calles y paseos, rebasando todas las papeleras, los contenedores; en el suelo, en los alcorques de los árboles… en cualquier superficie el paisaje que queda antes de ganar la batalla.

Sígueme en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *