la escritora

Pensamientos de Maribel Álvarez

¡Hay, qué duda!
Si se piensa un poco a fondo parece mentira que una ley de protección al menor en condiciones hubiera tardado tantísimo en salir. Siento vergüenza propia y ajena. Recuerdo a mujeres horrorizadas porque los jueces señalaban visitas de sus hijos con sus padres maltratadores, en fin medieval, cuando por otra lado ya no había ciudadanos que no dispusiera de un móvil. Hay un extraño e inquietante desarrollo. Ante esta ley que aplaudo a rabiar me entra una duda: Un cachete ¿es un maltrato? No un cachete por costumbre sino muy de tarde en tarde… años… incluso, cuando de pronto se ponen tan insoportables, retadores, gallitos insultantes, provocando para que pierdas los nervios… Dos, tres veces en tu vida que te puede haber pasado, ¿es maltrato? Me temo que con esta duda me haya retratado.


Yo creía que una mujer y un hombre mayor que tienen dificultad para vivir solos podían ir a vivir a una residencia y tener una vida, aunque colectiva, digna y con una libertad de persona responsable aunque cumpliendo con horarios y normas.Yo que voy mucho a la filmoteca observo un público de muy viejos, aficionados al cine y algunos que salen a tomar café y leer el periódico. ¿ Son cosas que si vives en una residencia ya no puedes hacer? ¿Por qué? Puede que ya no puedas hacer cosas en la casa porque son pesadas, pero, sí que puedes ir a ver un espectáculo y seguir disfrutando de las pequeñas libertades de las que aún puedes participar. ¿La vida en una residencia es un confinamiento voluntario?
Que un alma caritativa me lo aclare por favor, porque si unos padres quieren que sus hijos sean educados, no insulten, no suelten barbaridades falsas o manipuladas con verdades a medias , no hagan esa acusación directa que suena tan mal de llamar mentirosa a una persona, bueno, pues si quieren que sean educados, cierren las apariciones de políticos y pongan una del Oeste.

Sígueme en las redes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *