En Radio Juventud, Maribel Álvarez desarrolló la parte más creativa e interesante de su paso por la radio. Ella dice que todo era nuevo y cualquier cosa que no fuera poner a Manolo Escobar era revolucionario. Perdón, por supuesto, a Manolo Escobar, respetable artista, por usarlo en este contexto. Por eso, cuando el director les encargó a ella y a Jordi Estadella recorrer los barrios marginales de Barcelona, entrevistando a las personas que vivían allí, en algunos casos al lado de vertederos de basura, y contar sus situaciones, la radio empezó a resultar un vehículo de verdades que antes no se utilizaba más que para la música ligera, la llamaban, y las quejas contra el Ayuntamiento, que era hasta donde se podía llegar.

Entonces empezaron los curas obreros a poner su granito de arena en la respuesta social a los más desfavorecidos, que quiere decir pobres. La radio fue creciendo con profesionales estupendos. Muchos de ellos salidos de la propia Radio Juventud que fue una fábrica de creadores.
También FM frecuencia modulada, les dio una nueva manera de hacer radio teniendo como objetivo solo la música. Allí también despuntaron magníficos especialistas. El Clan de la una de José María Pallardó, fue el más importante, pero también hubo otros más con distintos estilos de música que reunían a muchísimos jóvenes al lado de la emisora en espera de que apareciera su cantante favorito o el grupo de moda, lo que suponía una explosión de entusiasmo. Las paparritas se apiñaban a esperarlos. Las Paparritas era el título de un programa especial para adolescentes.

Fue en RNE donde Maribel Álvarez desarrolló su última etapa radiofónica, entre1985 y 1993. De 12 a 2 de la tarde, realizaba y presentaba un magacín de actualidad. Juan Armengol colaboraba con Maribel Álvarez en el espacio cultural. Fue el primer entrevistador de los Beatles a pie de avión, en su primera llegada a España.

Maribel fue corresponsal para Cuba sobre la actualidad española, entre los 1988 y1992.
Para recordar como algo especial y atrevido de Maribel Álvarez, lo mejor será remitirnos a la realización del primer programa feminista de la radio en Barcelona. Aún era Radio Juventud y fue emocionante para el equipo desarrollar un programa de difícil contenido en la época. Señalar que aún era Radio Juventud, porque años más tarde se fusionaría con otra emisora y pasó a llamarse Radiocadena, la cual también terminó por fusionarse con radio Nacional.

En 1993 prepara su jubilación. Un año antes, en los Juegos Olímpicos de Barcelona, realizó un programa especial sobre los mismos y sin mencionar los deportes. Su objetivo era reflejar la repercusión de este acontecimiento y su alteración en la vida de la ciudad. Tal vez fue el último programa especial que realizó por lo que representaron aquellos juegos para Barcelona y España.

Maribel Álvarez considera que con este boceto de actividades es suficiente para tener una idea sobre su profesión, que fueron muchos los años y muchas horas de antena, y que lo pasado es el pasado de todos los que vivieron entonces y que sobrevivir a ellos les iguala en resistencia. Ella dice que da la lata desde 1935.